A bordo del «vuelo maldito» de Malasia

«¿Quiere taquilla de urgencia ?» Tras el mostrador de fabricación de Malaysia Airlines en el aeropuerto de Kuala Lumpur, la afabilidad de Susiana como indica su chapita en la solapa suena a chiste de ingenio negro si no fuera por las 239 gente que iban a bordo del ya célebre vuelo MH 370 de felicidad acompañamiento. ecuánime dos semanas después de su misteriosa desaparición, que tiene en vilo a todo el planeta, ABC tomó en la madrugada del sábado ese mismo vuelo entre Kuala Lumpur y Pekín, cuyo código ha sido rebautizado como MH 318 por decoro a los familiares de los pasajeros.

Al idéntico que el pasado día 8, cuando se perdió su pista en el radar, la partida estaba prevista para las 00:35 (17:35, hora peninsular española). Debido al recargo de la certeza tras su desaparición, lo más encomiable era presentarse en el aeropuerto suficiente antes de las habituales dos horas de anticipación. Según comentaban los periodistas malasios, la Policía ha extremado los controles, incluyendo además a los pilotos y la tripulación, porque las aerolíneas ya no se fían de nadie después de lo sucedido. Pero, primera asombroso, el equipaje es facturado en un periquete gracias a la celeridad de Susiana, tanto más efectivo que sus bromas:

- Si tiene temor, rece recomienda riéndose cuando le confieso mis temores ante el vuelo.

Aunque numerosas patrullas de policía vigilan el aeropuerto y el tangente Hotel Sama Sama, donde el Gobierno de Malasia ha montado un centro de prensa para informar sobre la búsqueda del avión perdido, el marcha por el control de pasaportes es además rapidísimo. Primero, un policía comprueba que el nombre del billete y el del pasaporte es el mismo. Pero, curiosamente, lo hace sin comparar a su portador con la foto, lo que explicaría por qué dos jóvenes iraníes se colaron en el vuelo desaparecido con sendos pasaportes robados. Lo que es más complicado de saber es cómo burlaron luego la aduana, donde los agentes escanean las huellas dactilares de todo aquel que entra y sale de Malasia.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes