Alerta en el centro y norte de Europa por una tempestad que trae vientos de hasta 160 kilómetros por hora

En Alemania le llaman Xaver, en Dinamarca Bodil y en Suecia Sven. Todos se refieren al mismo fenómeno climático que mantiene a Escandinavia y a Europa céntrico en vilo: el marcha de la tempestad formada en Groenlandia a principios de diciembre por las costas alemanas, neerlandesas y danesas del océano del Norte tiene a las autoridades y a la demografía en alerta ya que se esperan vientos huracanados de hasta 160 kilómetros por hora.

La tempestad ha pasado por Escocia interrumpiendo el transporte terrestre y aéreo y el racionamiento eléctrico en unos 20.000 hogares, amenazando con inundaciones costeras en Inglaterra. Hasta el sábado la tempestad afectará con más fuerza a la territorio trayendo las primeras fuertes nevadas de la período a buena fragmento de la medio norte Alemania.

Mientras las autoridades belgas y holandesas esperan una elevaci√≥n de las mareas superiores a seis metros en B√©lgica, especialmente en los puertos de Ostende y Amberes, el tr√°fico a√©reo del aeropuerto de Hamburgo ha quedado detenido preventivamente, con la anulaci√≥n de unos 20 aterrizajes o despegues, principalmente conexiones con otros vuelos dom√©sticos con comienzo o destino a Fr√°ncfort y M√ļnich. El Servicio Meteorol√≥gico alem√°n incentiv√≥ las alertas ante el marcha del privisional, que se prev√© azote los estados federados de Schleswig Holstein, ca√≠da Sajonia, Hamburgo y Bremen afectando el tr√°fico ferroviario de toda la medio norte del naci√≥n, en algunas de cuyas ciudades, como Bremen, cerraron las escuelas.

Situaci√≥n ¬ępeligrosa¬Ľ en B√©lgica

Comentarios

Los comentarios est√°n cerrados.

Entradas recientes