Condenada a dos años por apropiarse de dinero de una familia mártir de la infortunio de Spanair

Se apropió de más de 5.500 euros y de otros efectos personales, entre ellos una alianza y un teléfono portátil, de una familia mártir de la infortunio de Spanair, familia de la que es familiar y cuyo padre había fallecido en el incidente. Ahora, la estancia de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la condena de dos años de cárcel que ya le había tributo la Audiencia Provincial de Madrid en una sentencia dictada el 16 de abril del año pasado.

El pronunciamiento del TS, para el que fue ponente el juez Miguel Colmenero y al que ha tenido entrada ABC, reproduce los hechos que dieron paraje a la acusación. Tras el incidente del vuelo 5022 de Spanair, que el 20 de agosto de 2008 debió hacer la itinerario Madrid-Gran Canaria y en que murieron más de 150 gente, la vigilante Civil entregó a la condenada una bolsa de mano y un bolso de viaje pertenecientes a su prima, el esposo de esta y el vástago de ambos (madre e vástago sobrevivieron a la infortunio, aunque con heridas de gravedad; el padre falleció). La Benemérita además le entregó algo de dinero (100 euros), un sello y una alianza que el fenecido llevaba cuando tuvo paraje el incidente.

En la bolsa de mano había un neceser con 2.100 euros (42 billetes de 50 euros). En el bolso, un reloj, un teléfono portátil y un sobre con 3.465 euros: 45 billetes de 50 euros, dos billetes de 500, cuatro de 20 euros, diez billetes de diez y siete de cinco. Un factor dio a esta hogareño el dinero (más de 5.500 euros en total) y el residuo de efectos para que lo devolviese todo a su prima y su vástago, ambos convalecientes. Sin decomiso, aquella devolvió a su prima (en realidad a la madre de esta) solo el reloj y el anillo, «y se quedó, para conseguir un lucro barato para sí misma, con el dinero», expone la sentencia, que agrega: «No se sabe qué hizo con el neceser, el juego de llaves, la alianza y el móvil».

La Audiencia Provincial de Madrid la condenó en su día, por el infracción de apropiación indebida, a dos años de prisión y a pagar una compensación de 6.665 euros más intereses. El medio de casación que interpuso, y que ha forzado al TS a emitir una nueva sentencia, tan solo reduce la suma de la compensación a 5.765 euros, de manera que ratifica la tristeza de dos años de cárcel.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes