Descubren otra arma de la arena contra el ofensiva de las tormentas solares

NASAAs√≠ lanza la arena su ¬ęej√©rcito¬Ľ de part√≠culas de plasma Un categor√≠a de investigadores del Centro de Vuelos Espaciales Goddard, de la NASA, acaba de realizar un hallazgo excepcional: ante la llegada pr√≥ximo de una tempestad parcela, nuestro planeta no se limita a “quedarse sentado” a la espera de que la magnetosfera sost√©n estoicamente el embate, sino que pasa al contraataque de manera activa, levantando un aut√©ntico escudo adicional de part√≠culas de plasma para oponerse a la agresi√≥n. La investigaci√≥n se publica en el ulterior cifra de Science Express.

Descubren otra arma de la arena contra el ofensiva de las tormentas solares

En el complicado sistema de relaciones entre la arena y el Sol, hay una en característico que se repite una y otra vez desde que el mundo es mundo: nubes de material parcela bombardean continuamente nuestro planeta al período que su escudo imantado corriente, la magnetosfera, evita que la radiación llegue a la área. Otros planetas que no cuentan con ese escudo han sido, como es el caso de Marte, literalmente esterilizados por la persistente radiación parcela.

La agresión, sin decomiso, no siempre se produce de idéntico manera o con la misma intensidad. Por un costado, recibimos un flujo tenaz de partículas, el aire parcela, que es desviado sin problemas por la magnetosfera. Pero de vez en cuando, una gigantesca sarpullido en la área del Sol desprende una nube masiva de material abrasador que es lanzada a toda rapidez contra nosotros. Es lo que se conoce como eyección de masa coronal o CME. A veces, su configuración es tal que la magnetosfera consigue bloquear casi todo el plasma, o desviarlo hacia los polos, dando comienzo a sobrecogedoras auroras. Pero en otras ocasiones, el ofensiva consigue abrir grandes brechas en el escudo imantado terrestre y el plasma llega hasta la área. La indulgencia de cómo se producen idénticamente estos fenómenos resulta de la máxima transcendencia para prevenir efectos que pueden llegar a ente catastróficos.

Ahora, y por primera vez, un análisis demuestra cómo en determinadas circunstancias, todo un ejército de densas partículas de plasma que, en condiciones normales, rodean la arena en la área inferior de la magnetosfera, logra extenderse como un largo brazo armado que corre al confluencia del material parcela candente e intenta bloquearlo antes de que pueda penetrar las defensas.

Comentarios

Los comentarios est√°n cerrados.

Entradas recientes