El Gobierno de imperio Unido reducirá la tarifa aérea que cobra a los pasajeros solamente en los trayectos de larga distancia

Reino Unido reducirá las tasas aéreas para los vuelos a destinos de larga alejamiento. Así lo ha confirmado su Gobierno, que aplicará la reducción a partir de abril de 2015. Las agencias británicas acogen con placer la dimensión, si bien insisten en la transcendencia de que se apruebe una descuento total.El Gobierno británico ha cedido, en fragmento, a la presión que viene ejerciendo el parte Turístico para que lleve a cuerda una reducción del denominado Air Passenger Duty, (APD, en sus siglas en inglés). Según ha anunciado, en abril de 2015 se aplicará una descuento del tributo que deben pagar los pasajeros aéreos, si bien ésta sólo afectará a trayectos de larga alejamiento, quedando al margen los vuelos de efímero y ámbito alcance, como es el caso de España.

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de imperio Unido (ABTA), Mark Tanzer, acoge con placer esta variación, entendiendo que se trata de “un primer marcha en la reforma de esta tarifa tan perjudicial”. A su sensatez, la determinación del Gobierno es “un diáfano estudio de los efectos negativos que este tributo está teniendo”. No obstante, afirma que la Asociación seguirá reclamando “una reducción total del APD”.

Se producirá un fornido recargo en los próximos días

Cabe recordar que, según lo aprobado por el propio Ejecutivo, el 1 de abril del regalo año el APD experimentará una fornido elevación, situándose en hasta 100 euros por recorrido en clase turista. ABTA se demostración especialmente apreciación con la continúa escalada de dicho tributo, que se introdujo en el año 1994 con una tarifa delantero de próximo de seis euros para los desplazamientos a destinos europeos y de unos 12 euros en las conexiones intercontinentales.

Como ha publicado NEXOTUR, la Asociación ha liderado en los últimos meses una misión para reclamar una descuento del APD, tributo que deben desembolso todos los pasajeros aéreos. Con esta iniciativa, a la que se han sumado cientos de empresas, pretende lograr que el Gobierno británico tome conciencia de sus efectos negativos del mismo. Según un informe de PricewaterhouseCoopers (PWC), su eliminación daría paraje a un recargo de cernaía de 0,45% del Producto interno Bruto (PIB) de imperio Unido en los primeros 12 meses, con un promedio de 0,3% los dos años posteriores.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes