Escuchar música y jugar sí; hablar por el portátil no durante el vuelo

Disfrutar de todo tipo de aparatos electrónicos ya es dable hacerlo desde un avión, pero efectuar llamadas y navegar por internet todavía no. Desde este viernes ha entrado en vigor la nueva normativa de la empresa Estatal de certeza Aérea (AESA) con la que los pasajeros tienen la posibilidad de utilizar dispositivos durante todas las fases del vuelo (despegue, crucero y aterrizaje), siempre y cuando las aerolíneas así lo permitan. España actualiza así las directrices adoptadas últimamente por la coalición Europea.

De esta forma, subirse a un avión y no apagar totalmente el teléfono portátil ya no es una mito. La normativa autoriza el empleo de aparatos como tabletas, teléfonos inteligentes, reproductores de mp3 o libros electrónicos, pero para ello deberán estar en «modo avión», ya que según han constatado los organismos «no ponen en peligro la seguridad».

Pero, ¿qué eso del «modo avión»? Esta opción desactiva las funciones inalámbricas de dispositivos para cumplir con la normativa aérea. En caso tenerlo libre -no todos los modelos de dispositivos lo tienen-, aparecerá un ídolo en la pantalla advirtiéndole que se han desactivado los servicios como el plan de datos o la voz (eso sí, no podrá navegar por internet ni hacer llamadas), conexiones inalámbricas (Wi-Fi o Bluetooth), así como la impotencia de conectar el navegador GPS.

Esta normativa se aplicará en todo tipo de trayectos, vuelen a donde vuelen. Sin decomiso, son las compañías las que deben saber en qué países lo pueden usar, ya que se tienen que adaptar a la legislación de los países en donde operan. «Los pasajeros sabrán si pueden usarlo o no porque la acompañamiento aérea con la que vuelan les informará al respecto», subrayan a este cotidiano fuentes de AESA.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes