Los desafíos de la economía portuguesa para el 2014

El 2013 ha sido un año muy duro para Portugal. Muchas medidas de reajuste, más rigor, desocupación, emigración y carencia de inversión, entre otras, han sido las características dominantes del periodo que acaba. Pero hay algunas señales que permiten ver el porvenir con algo de optimismo a las puertas del año en el que se espera el retorno de Portugal a los mercados, en el mes de septiembre. Un poco antes, en junio, acabará el programa de sistencia financiera, instante en el que podría entrar a funcionar un programa cautelar que de instante, aseguran los gobernantes, no está siendo planeado.

El recargo de las exportaciones y una pequeña elevación del gasto interior, unido a un leve disminución del sin trabajo, son los motivos que llevan a pensar que puede estar próximo el deseado calceta de viraje de la economía. Aunque tampoco hay razones para lanzar las campanas al vuelo, al menos así lo ven los economistas. Es el caso de Francisco Loução, quien recuerda que a pesar de haber salido de la recesión método, con el nivel de restauración de los últimos dos trimestres Portugal tardaría diez años en volver al nivel de producto total de 2011. Un desarrollo que también no es bastante para la absorción del paro lo que provoca que un 57% de los jóvenes quieren emigrar. En 4 años habrá perdido un décimo de su potencial de labor si la emigración se mantiene en este ritmo. Será una tragedia, afirma. Sin olvidar que en los dos últimos años Portugal habrá perdido un 30% de la inversión afuera.

Problema de financiamiento El maestro y economista João Cantiga Esteves recuerda que en el 2014, una vez caduco el programa de rescate, vamos a tener necesidades de financiación que tendrán que resolverse. Es obvio que la medida de la adeudo pública es brutal y asustador pero es algo temprano saber lo que va a ocurrir. Portugal estará en una situación complicado, aunque hay señales que pueden crear condiciones más favorables, matiza.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes