Mano tendida al PSOE sobre Catalu√Īa y menos impuestos a las clases medias

Termina enero y Rajoy dialecto con Rubalcaba. Quiere sujetar el discusi√≥n del estado de la pa√≠s para la √ļltima semana de febrero. Por en frente, veinte d√≠as largos para preparar con calma, y sin perder ojo al Madrid-Elche de ayer, su segunda alocuci√≥n de pol√≠tica corriente desde que asumi√≥ la presidencia en 2011. ¬ęEstamos en el ecuador de la legislatura, hay que dar un reciente empuje pol√≠tico y el jefe del Ejecutivo va a aprovechar para presentar los resultados de las dif√≠ciles reformas que hemos sitio en marcha¬Ľ, revela el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallard√≥n, a ABC. Es √ļnico de los miembros del Gabinete que ha asaeteado con datos, cifras y resultados el narraci√≥n parlamentario que presentar√° el presidente este cercano martes en el Congreso. adem√°s Montoro. Y De Guindos.

Cuando los lectores se asomen a esta art√≠culo, Rajoy estar√° ultimando un discurso que sus colaboradores califican de ¬ęgenuinamente pol√≠tico¬Ľ y a la antigua usanza, en el que rendir√° cuentas sobre las reformas ejecutadas: su Gobierno tuvo que pedir esfuerzos importantes a los espa√Īoles y esos esfuerzos han dado resultados, proclamar√° el presidente. Eso s√≠, Moncloa no lanzar√° las campanas al vuelo tras haber superado una posici√≥n ¬ęde v√©rtigo¬Ľ. Por ello, llamar√° a no relajar las pol√≠ticas de rigor, la contenci√≥n del d√©ficit y el control presupuestario. di√°fano, con la premisa de que los ¬ęsacrificios extraordinarios¬Ľ no se tienen que mantener indefinidamente. Y en este calceta, el Gobierno enmarcar√° el aviso de una reforma fiscal dirigida fundamentalmente a recuperar buena fragmento del granero electoral perdido: las clases medias sin cuyo ayuda los populares no revalidar√≠an el poder. El reciente sistema tributario, que entrar√° en vigor a primeros de 2015 y sobre el que avanzar√° detalles Rajoy, favorecer√° la amparo de las familias, menoscabadas por la elevaci√≥n impositiva. Ser√°, seg√ļn Moncloa, el instante de iniciar el reciente ciclo de la creaci√≥n de manejo y la restauraci√≥n econ√≥mica.

El día que Rubalcaba recibe la propuesta de Rajoy de retrasar el discusión no le parece mal y agradece que la costumbre de consultar con el jefe de la oposición esa data clave no se interrumpa a pesar de la tirantez. No sabe el líder socialista que su interlocutor está a calceta de propinarle un par de días después (2 de febrero) y en la convención de Valladolid, una andanada digna de colarse por méritos propios en las portadas. Para ese día, calcula Rubalcaba, ya tendrá a Elena [Valenciano] designada como cabeza de lista europea. Dispuesta a inmolarse. O a consagrar (o no, dicen algunos) a su jefe antes de que el tsunami de las primarias pueda empaparle.

De tsunamis hablan los dos l√≠deres. Ambos se la juegan en el discusi√≥n que arranca pasado ma√Īana. Est√°n a las puertas -25 de mayo- de una primavera en la que las urnas europeas hablar√°n por primera vez desde que el PP desaloj√≥ al PSOE de Moncloa con la prima por encima de los 600 puntos, Espa√Īa en peligro y los destrozos de la conflicto en las portadas dickensianas del New York Times. Y el que estemos a tres meses de las urnas separa a los dos partidos por la tirantez que introduce en el discusi√≥n pero los une en el horizonte oscuro que comparten frente a un pu√Īado de fuerzas inconexas y vociferantes pero con tir√≥n popular y poca afici√≥n por la estabilidad de Espa√Īa.

Comentarios

Los comentarios est√°n cerrados.

Entradas recientes