Siete escapadas BBB: buenas, bonitas y baratas

1. OPORTO: LOS ÚLTIMOS KILÓMETROS DEL DUERO

Siete escapadas BBB: buenas, bonitas y baratas

Atento a estas dos experiencias: ver la impresionante magnanimidad de los últimos kilómetros del Duero y probar un oporto es sus destilerías centenarias, situadas ecuánime enfrente de la metrópoli, en Vila Nova de Gaia. Desde el paseo que discurre equidistante a las destilerías obtendrás una maravillosa vista de la metrópoli, especialmente al crepúsculo, cuando el sol parece teñir de dorado la menguado hermosura de Oporto. Aunque sin incertidumbre lo mejor de la metrópoli es dejarse llevar por la apetencia y callejear entre sus mosaicos azules. No vuelvas sin haber visto la Catedral, el palacete de la Bolsa y la Torre de los Clérigos. Muy próximo de esta última podrás admirar la Librería Lello e Irmao, una joya neogótica de 1906 donde se han rodado escenas de Harry Potter y donde a todos los lectores se les cae la baba. Tienen lógica, está considerada una de las más bellas de Europa. En Oporto puedes regalarte una tarde de compras y café. La originalidad de las tentaciones es alta y la presentación suntuosa. Los cafés son una de las grandes atracciones de la metrópoli y en seguida verás porqué. Coge fuerzas en el Majestic, especialmente si te gusta la Belle Epoque. Es inmejorable. Tu estado de ánimo será impecable para visitar Lobo Taste, un exquisito implantación especializado en guantes de piel y sombreros de fieltro. Para curiosear date una giro por el Mercadillo de Candido Dos Reis, situado en una vía famosa por sus edificios Art Nouveau. Encontrarás el obsequio impecable. Incluso para ti.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201401/marrakech_9285_630x.jpg El arte del regateo

Corbis

2. MARRAKECH: EL SATISFACCIóN DEL REGATEO

La brujería de la metrópoli roja radica en sus calles abarrotadas de vida y por supuesto en el trajín comercial de su Medina, un laberinto de callejas donde perderse y curiosear es un satisfacción. Y gratuito. No puedes perderte el zoco, un eden donde comprar económico y regatear, pegar la hebra con el tendero y ponerte hasta las cejas de té verde. No es que el valor lo pongas tú, no se llega a mucho, pero sí puedes rebajarlo tanto y quedarte psicológicamente más complacido. también, no te van a faltar tentaciones. mucho si quieres agenciarte una nueva alfombra para vivienda como si te apetece salpicar tu estilismo de toques orientales, estás en el paraje corté. No te pierdas las tiendas de especias pero recuerda que no es el uno mercado de la metrópoli y que en todos el regateo es un arte. La posición geográfica de Marrakech permite que las temperaturas sean más benévolas en enero. Por eso no te costará nada descubrir sus palacios, mezquitas y jardines, indispensable el Jardín Majorelle, mientras el sol te desentumece y da una pausa al letargo anímico del invierno europeo. Para conseguir las mejores vistas, date un paseo en bici por su muralla.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201315/malta_de_cine_6755_630x.jpg Malta de cine

Malta de cine

3. ISLA DE MALTA: UN BAÑO DE ARTE Y LEYENDAS

Mirándola en el plano nunca hubieras dicho que una isla tan pequeña pudiera almacenar mucho arte, tanta metrópoli fortificada, y mucho jolgorio estudiantil. Aprovecha la realidad de único de los rincones del Mediterráneo con más horas de sol por año y sácale roto a los precios. Dónde hay estudiantes hay gangas. Para ir situándote, lo primero que tienes que saber es que las ciudades de la isla se juntan unas con otras. Malta fue construida por los Caballeros de la Orden de San Juan y todos querían dejar su marca. Así que prepárate para ver palacios, sobre todo en la metrópoli fortificada de Mdina, una joya arquitectónica. Si tu mente necesita un poco de orden puedes conseguirlo en el observatorio del Grand Harbour en Valeta. Frente a ti y enmarcadas por una espléndido cala azul, encontramos las conocidas como Tres ciudades: Conspicua, Senglea y Vittoriosa. Recorrerlas es gratuito. Otro plan ess cruzar la cala en barco a bordo de una clásico dghaisa por solo 5 euros (sí, son los barcos de colores que siempre salen en la foto). Para comer magnífico pescado y marisco frente al océano, dirígete a los restaurantes del embarcadero de Vittoriosa. No te pierdas el mercado pesquero de Marsaxlokk, al sur de la isla, pero recuerda que el mejor instante para verlo es el domingo por la mañana. Y para quedarte con la boca abierta visita la Cocatedral de San Juan. Una maravilla barroca que te dejará sin palabras.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201401/oia_7749_630x.jpg Los mejores atardeceres

Corbis

4. OIA. SANTORINI: LA MEJOR PUESTA DE SOL DEL MUNDO

Aprovecha el distracción corriente de enero para conseguir un vuelo de proposición y plántate en las islas griegas sin el opresión de las multitudes típicas del verano, y sin el subidón de precios que acompaña a la período alta. La mítica demografía de Oia, en la no menos mítica isla de Santorini, es un pequeño puerto pesquero encajado entre acantilados. Flipa con el azul y blanco de sus casas, construidas hace siglos por los capitanes de navío venecianos. Haz la esperada fotografía de la cúpula azul que reta al Mediterráneo y curiosea por las típicas casas caverna de los lugareños. En invierno todos son tanto más amables. Fundamental: no te vayas sin haber disfrutado de una puesta de sol. La de Oia es indispensable, y aunque la lista de adjetivos melosos es interminable, nos remitimos al dicho de que una representación vale más que mil palabras. Sí, en realidad vale la tristeza. Dependiendo de tu presupuesto, puedes disfrutarla desde un observatorio, en una cafetería o en un barco. En cualquier caso será un memoria imperecedero.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201333/ferrara_mucho_mas_que_tres_productos_6564_630x.jpg Ferrara: tanto más que tres productos

Corbis

5. FERRARA: TRAS LAS HUELLAS DE LUCREZIA BORGIA

La tranquila Ferrara, señorial y castiza a partes iguales, se prodiga poco en los circuitos más turísticos de Italia. Algo que sin incertidumbre se apunte en sus precios. Por eso, te proponemos que descubras único de los secretos mejor guardados del nación y te dejes cautivar por la característico esencia medieval que desde hace siglos compite con un rico pasado renacentista. La metrópoli elegida por Lucrezia Borgia para pasar sus últimos años de vida, tiene el alma aventurera de su parroquiana más insigne y reparte su espléndido urbanismo entre estrechos callejones de tocho medieval, como la Via delle Volte y suntuosos palazzos renacentistas como el Palazzo Diamanti. Pronto descubrirás el sobrecogedor Castillo Estense, el monumento que articula una ciudad ordenada que se recorre mejor en bici, dejando que el fresco viento del Po estimule tus sentidos. Si tienes período, no dejes de recorrer en barca los Canales de Commaccio, una pequeña Venecia salpicada de restaurantes donde probar la singularidad de la región: la anguila con tomate y cebolla.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201401/amantes_de_teruel_2957_630x.jpg Los amantes de Teruel

Corbis

6. TERUEL: UNA EVASIóN ROMÁNTICA

Como ya sabemos que existe, no nos queda más que comprobarlo. Especialmente si estás buscando una evasión romántica y alcanzable donde todo esta a mano. Para ilustrar la primera fragmento debes visitar el panteón de los famosos amantes, cuya malograda historia de amor se remonta al centuria XIII. Lo encontrarás en una de las capillas de la Iglesia de San Pedro. Una buena pretexto para empezar a explorar su arte mudéjar, declarado bienes de la humanidad en 1986. Es una deleite recorrer sus calles dejándote asaltar por sus estilizadas torres. indispensable la Catedral y las Iglesias de San Martín y San Salvador. Una vez calado de arte, no te va a quedar más solución que disfrutar de su magnífico gastronomía donde brilla el jamón, los melocotones de Calanda y por supuesto el ternasco y los dulces. No vuelvas a vivienda sin unos litros de aceite del debajo Aragón, te sorprenderá.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201350/el_ojo_de_londres_9044_630x.jpg El ojo de Londres

Corbis

7. LONDRES: SÍ, A PESAR DE LA ARROGANCIA DE LA LIBRA…

… de lo costoso de su transporte público, y de que es muy dable que llueva, las rebajas de enero en Londres siguen siendo un señal indispensable para los cazadores de gangas. Y no solo por culpa de Harrods, sino por el descomunal letrero deOn Saleque parece colgar de todos los establecimientos de la metrópoli. No te pierdas las ofertas de Primark, los básicos de New Look, las tendencias al 50% de Topshop y la súper económico distinción de Forever 21, recién llegada de EE UU. Una gran ventaja es que son muchísimas las compañías que ofrecen vuelos a debajo precio y otra, es que cada vez hay más hoteles asequibles y respetables encantados de verte llegar repleto de bolsas. Te proponemos que indagues en Housetrip. Podrás alquilar tu propia vivienda a muy buen valor para completar la práctica .

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entradas recientes